No 04 Algunas reflexiones sobre la Vejez y el Envejecimiento

vejez

“La vejez no comienza cuando se arruga la piel, sino cuando se arrugan los sueños y las esperanzas”.

Anónimo.

El envejecimiento es el proceso natural, continuo, de transformaciones o de cambios que aparecen en el individuo a lo largo de la vida: es la consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos. Se inicia desde el mismo momento de la concepción y termina con la muerte. Los cambios son bioquímicos, fisiológicos, morfológicos, sociales, sicológicos y funcionales. El envejecimiento individual está determinado por las condiciones sociales, económicas, ambientales, nutricionales y culturales en las que viven los seres humanos. La vejez es la etapa final del proceso de envejecimiento.

No es fácil determinar con exactitud el inicio de la edad de las “personas mayores”, llamada también tercera edad, pues depende de las condiciones de cada individuo. Algunos sostienen que es a los 45 años, otros a los 50 o 60 años, siendo esta última, la más acogida. Fijar el inicio de esta etapa etaria implica grandes cambios legales, laborales, sociales y culturales.

La persona que se define como persona mayor es aquella que asume con tranquilidad los cambios en su cuerpo y contrarresta las secuelas de la edad con ejercicio físico regular, porque sabe que éste puede mejorar su calidad de vida. Es también aquella que permanece activa intelectualmente sin aislarse de su entorno social y familiar. En otras palabras, la persona mayor se caracteriza por su actitud ante la vida, por su espíritu y su corazón y por conservar una mentalidad joven.

Gracias a los avances científicos, médicos y tecnológicos se ha logrado en la tercera edad o de la persona mayor, una reducción de las tasas de mortalidad, el control y desaparición de muchas enfermedades y el aumento en la calidad y esperanza de vida lo que se traduce, en países desarrollados, el tener que introducir en sus programas de gobierno el aumento de la edad de la jubilación.

No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. El envejecimiento, es un fenómeno mundial.

Numerosos estudios indican que para el año 2050, millones de personas habrán celebrado su cumpleaños número 100.La Organización de las Naciones Unidas estiman que en el mundo ya son más de 629 millones las personas mayores de 60 años.

Pero para la realidad de nosotros los colombianos surge el interrogante de ¿cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal? sobre todo si tenemos en cuenta un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que determina lo que hace tiempo era evidente: que las personas que viven en países sumidos en la pobreza tienen una esperanza de vida considerablemente menor y en condiciones más desventajosas a la de las clases medias y altas en países desarrollados.

Ciertamente es lamentable reconocer que en nuestro medio las personas mayores son estigmatizadas debido a su edad, se les margina, se les invisibiliza y excluye en lugar de que sigan participando activamente dentro de la sociedad.

Por eso la calidad del envejecimiento de las actuales y futuras

generaciones es una responsabilidad de todos nosotros. Es necesario capacitar personas para responder los múltiples desafíos que trae consigo el envejecimiento de la población y la prolongación de la vida humana. Al mismo tiempo es importante sensibilizar a la opinión pública en general, respecto del aporte que puede realizar la población adulta mayor a la economía del país y uno de sus derechos a tener también la probabilidad de trabajar o de tener acceso a otras posibilidades de obtener ingresos. Es importante que puedan participar en la determinación de cuándo y en qué medida dejarán de desempeñar actividades laborales.

Se hace urgente y necesario que el Estado adopte unas políticas públicas para mejorar las condiciones socioeconómicas de aquellas personas que requieren mejorar su calidad de vida y erradicar sustancialmente la invisibilidad, la marginalidad y la exclusión social. En la medida que pasa el tiempo, debemos tomar mayor conciencia de nuestra responsabilidad como colombianos para preparar los escenarios para vivir la vejez con dignidad, respeto, autonomía y participación.

Por otra parte es importante resaltar el hecho que el envejecimiento de la población mundial -tanto en los países desarrollados como en los en desarrollo- es un indicador de la mejora de la salud en el mundo. El número de personas con 60 años o más en todo el mundo se ha duplicado desde 1980, y se prevé que alcance los 2000 millones de aquí a 2050. Por otra parte el número de personas de 80 años o más se cuadruplicará.

Esto es algo que debe alegrarnos. Significa asimismo el reto de las personas mayores de edad a la sociedad, la urgente obligación de ésta de adoptar políticas públicas efectivas, que garanticen el bienestar físico, social, moral y económico de este importante sector etario de la población, el deber de retribuirles en parte el debido reconocimiento a la realización de las importantes contribuciones hechas a la sociedad, a lo largo del tiempo y en la actualidad, ya sea en el seno de sus familias o llevando a cabo labores de carácter voluntario o participando de forma activa en la fuerza de trabajo.

LA SABIDURÍA QUE HAN ADQUIRIDO A LO LARGO DE SU VIDA LOS CONVIERTE EN UN RECURSO SOCIAL ESENCIAL.

GLADYS GOROVIT G.
CONSEJERA CTPD
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap. No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible. Nous ne sommes pas là maintenant. Mais vous pouvez nous envoyer un email et nous reviendrons vers vous dès que possible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account