No 22 LINEAS DE PROPUESTA PARA EL DIALOGO DE LA PARTICIPACION SOCIAL Y COMUNITARIA

No 22 LINEAS DE PROPUESTA PARA EL DIALOGO DE LA PARTICIPACION SOCIAL Y COMUNITARIA

Nuevos horizontes, son los incentivos que la administración de la Bogotá Mejor para Todos intenta posicionar para convencer a los participólogos, la comunidad y la nueva ciudadanía, que continúa convencida de los postulados constitucionales que establecen la importancia de discutir, aportar y agenciar a los temas que nos afectan en el desarrollo social y territorial de la ciudad.

El Participar ha ido madurándose como una utopía, máxime que la institucionalidad regula y “legitima” a través de normas y agendas que casi que decide quienes y en qué momento participan. Hoy día un acto administrativo denominado “Resolución Conjunta” casi que determina reglamentación y modificación del contenido de los Acuerdos Distritales que, con todo y sus debilidades, regulan escenarios como el de la planeación “participativa” a tal punto que pontifican que los alcaldes locales salientes junto al Instituto (IDPAC) que tiene como tarea “garantizar el derecho a la participación ciudadana y propiciar el fortalecimiento de las organizaciones sociales, atendiendo las políticas, planes y programas que se definan en estas materias”1, serán quienes materias”1, serán quienes definan cuales serían las organizaciones que serán incorporadas adicionalmente a los Consejos de Planeación Local.2

La participación social y ciudadana no sólo debe ser un instrumento que valide las decisiones de gobierno sino que, por el contrario, cuente con opciones como la propuesta que ha venido agenciando la Comisión de Participación del Consejo Territorial de Planeación Distrital 2012-2015, en el sentido que es preciso fortalecer la Planeación con la conformación y consolidación del Sistema Distrital de Planeación Participativa, un escenario donde se conjuguen las
autoridades y las instancias de la sociedad civil, donde armonizados los tiempos de la planeación y presupuestación permitan construir Planes de Desarrollo y Planes de Ordenamiento Territorial que trasciendan los períodos de gobierno a fin no de tener una impronta de gobierno sino una secuencia de desarrollo sostenible y armónico con las
realidades sociales que evidencien la optimización de los recursos públicos en el marco de lo que hoy se denomina Nueva Gestión Pública NGP. Esto se puede ver reflejado como “El cambio de los papeles, imágenes e imaginarios, símbolos, creencias, actitudes y aptitudes, afectos y sentimientos organizacionales, se fundamenta en la implementación de un modelo empresarial en el manejo del sector público. Lo cual se resume en la búsqueda de una cultura organizacional creada conforme a las imágenes de la lógica empresarial y de los negocios privados dentro del aparato del Estado”3.

La ley estatutaria 1757 de 2015 establece, sino lo ideal en materia de participación, la norma que es de obligatorio cumplimiento en los diferentes entes territoriales de la república de Colombia y aún más en el distrito capital que es referente nacional. En su artículo 1º plantea que “El objeto de la presente ley es promover, proteger y garantizar modalidades del derecho a participar en la vida política, administrativa, económica, social y cultural, y así mismo a
controlar el poder político”.

Esto deja unos derroteros que debemos implementar a fin de erradicar la cultura de una participación instrumentalizada, para lo cual se hace necesario trabajar en la reforma normativa por iniciativa ciudadana, ya que la demostración reciente de funcionarios que tuvieron a su cargo la “PARTICIPACION” y se convirtieron en un lastre pues venían cavando la tumba a esta conquista de la constituyente del 91 y de la soberanía popular.

Reformas normativas que resuelvan los conflictos que empoderan a la ciudadanía pero que no dejan de ser falacias, ya que existían en su momento otras de mayor jerarquía y que dejan en manos de las autoridades el definir y decidir, soslayando no las decisiones ciudadanas, sino los conflictos que nos distancian del verdadero deber ser de las políticas públicas, que intentan en el marco de los “DERECHOS”, por lo menos como retórica, zanjar las distancias con la justicia social cuando se pretende poner la impronta de la PAZ a las novedosas acciones de gobierno. Se hace necesario construir alternativas que permitan interlocutar con decisión, no como una concesión ni un favor.


1 Articulo 53, Acuerdo Distrital 257 de 2006 (negrilla mía)
2 Circular Conjunta 8 de enero 2016 (Secretario Distrital de Gobierno, Secretario Distrital de Planeación y Director IDPAC de Bogotá D.C.)
3 Una mirada a los nuevos enfoques de la gestión pública de Sergio Chica Vélez Publicado en Administración & Desarrollo vol. 53, núm. 39, enero/junio 2011

JOSÉ VICENTE PACHÓN
Consejero Territorial de Planeación Distrital
Delegado a la Comisión del Sistema Nacional de Planeación
Bogotá, febrero 2016

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap. No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible. Nous ne sommes pas là maintenant. Mais vous pouvez nous envoyer un email et nous reviendrons vers vous dès que possible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account