EL CENTRO Tan graves problemas, que obligan a ir al centro del debate de ciudad, de país y de sociedad. Edgar Montenegro CPL –Santa fé.

edgar

Lo que se haga o deje de hacerse en un territorio,

es el verdadero debate del poder en cada sitio.

Esa la importancia del ordenamiento y los POTs.

Existe la idea de que los problemas del campo / rurales son tan graves que no son comparables con los de las ciudades / urbanos. De igual manera, existe la idea de que los problemas de las ciudades -incluidas vías y el transporte- se presentan en los sitios alejados, en la periferia, en los extramuros y por la ausencia o debilidad del Estado, lejos de los Gobiernos. No es cierto. En  el centro de la gran ciudad capital, en los alrededores de las SEDES DE LOS GOBIERNOS NACIONAL Y DISTRITAL también hay muy graves problemas.

Una leve mirada es indicativa de que en el centro se concentra una tal cantidad y gravedad de problemas que, al contrario de lo que se piensa, resulta incomparable la extrema situación a la cual hemos sido conducidos como sociedad y -hay que decirlo- nos hemos dejado conducir. Las grandes vías, ejemplo, son la columna vertebral del Plan Zonal del Centro, que implica fracturas del territorio, amenaza inmobiliaria y contaminación atmosférica.

De hecho esas grandes vías –de Oriente a Occidente- la Circunvalar, la Carrera 7a, la Carrera 10ª, la Avenida Caracas, la Carrera 30 y -de Sur a Norte- la Avenida 1ª, la Avenida 6ª Los Comuneros, la Avenida Jiménez, la Av. Calle 19 y la Av. Calle 26 El Dorado son la columna vertebral del PLAN CENTRO. A lado y lado de las grandes avenidas habrá densificación, esto es, grandes edificaciones. De ahí la especulación con el suelo. Los agentes de las inmobiliarias pretenden comprar barato el suelo para vender después caro el aire, los edificios del futuro.

Este territorio está compuesto por algo más de las tres Localidades propiamente del Centro Histórico, 17. La Candelaria, 3. Santa Fé, que rodea La Candelaria por todos los costados y 14. Los Mártires, que es la extensión natural hacia occidente de ese mismo Territorio Histórico que cubre desde los Cerros Orientales hasta la Carrera 30 y -de Sur a Norte- desde la Avenida 1ª La Hortúa hasta el Parque Nacional en la Calle 40.

A propósito de historia, estamos justo en el periodo del Bicentenario de la Independencia Nacional -20 de Julio de 2010 hasta el 6 de Agosto de 2019- como realmente fue entre la proclamación de 1810 y hasta las Batallas del Pantano de Vargas y Boyacá en 1819, pasando por la Reconquista de 1816-1819 que sucedió hace 200 Años.

CON LA HISTORIA EN SUS CALLES Y PLAZAS. El año anterior -2016- hace 200 años murieron en este territorio de la historia JOSE MARIA CARBONELL (19 de Junio de 1816), JORGE TADEO LOZANO (6 de Julio 1816), FRANCISCO JOSE DE CALDAS (29 de Octubre 1816) entre otr@s patriotas que inexplicablemente no fueron recordados como merecían. El muy próximo 14 de Noviembre de 2017 se cumplen los 200 años de la ejecución de POLICARPA SALAVARRIETA con otros nueve compañeros de la independencia, en la Plaza de Bolívar.

Este territorio es el continente de la mayor cantidad de CENTROS DE EDUCACIÓN SUPERIOR (unos 50 centros) como varias de las principales Universidades públicas y privadas, la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca y el Colegio Mayor del Rosario, Los Andes y el Externado,  La Salle y la Tadeo, la Central y la Libre, la Autónoma y la Gran Colombia, la misma Distrital y más, que no son ajenas al fenómeno de la gentrificación.

Al lado de las sedes de los Gobiernos y las Universidades, los acumulados de las desconsideraciones más olímpicas e históricas, como las “ollas” y “cartuchos” del Bronx, San Bernardo, Cincohuecos y ahora de La Estanzuela, Santa Fe, Las Cruces y el Ramirez, donde varios miles de enfermos / adictos son parte del mercado cautivo de las bandas del “microtráfico” que consumen y distribuyen cientos de ton/dia de drogas psicoactivas.

Fenómeno en expansión sobre el centro a golpe de “soluciones” que consiguen expandir a los enfermos / adictos como punta de lanza del deterioro del territorio. Debe agregarse a ese panorama el rebusque de decenas de miles de familias de la ciudad en condiciones de pobreza como vendedores ambulantes ofreciendo “al paso” todo tipo de productos de la “economía formal” y varios cientos de desplazad@s de comunidades campesinas e indígenas y negras habitando “pagadiarios”, piezas, apartamentos y casas en “barrios de nadie”.

Se ha impuesto un modelo de ciudad -o mejor- domina la escena una torpe mentalidad mercantil, rebuscarse en la prostitución, ser canal “informal” de distribución al menudeo -de la industria formal- abastecida por bodegas formales e informales, el mercado inmobiliario avanza sobre las gangas de la descomposición humana y territorial del suelo de hoy, para calcular sobre esa base –literalmente- las ganancias de vender el aire del futuro. Es el ideario de ganar mucho y rápido, como en las “ollas”, la prostitución, el pillaje o los bancos.

Las anteriores condiciones son el paraíso para la dicha especulación inmobiliaria, que desvela al casa-teniente y arrendador de uno o más barrios, hasta la prestigiosa universidad, pasando por el comercio de abarrotes y las iglesias de cualquier credo. Negocio es negocio, predican abierta o encubiertamente todos.

No es algo nuevo ni exclusivo del centro, es la mentalidad y cultura económica dominante, que impacta en las demás dimensiones. De manera grave en la dimensión ambiental y en la político-administrativa, el efecto económico y humano es de degradación, despojo y contaminación, desperdicio de talento y riquezas tangibles o no como la misma historia, para saber “de dónde venimos, en que estamos y a donde debemos ir”.

Pensando la “travesía en tiempos de posacuerdos” sobre “participación ciudadana en la planeación del desarrollo y en el ordenamiento territorial de Bogota”, anotamos que “la participación” y “la planeación” por separado y con mayor razón “la participación en la planeación” es y son un imperativo ético, legal, administrativo y metodológico para garantizar que estos elementos civiles estén en el corazón de la construcción de una nueva sociedad de verdad democrática, solidaria e incluyente, que haga contraste con los resultados hoy visibles en el centro.

Se cruzan aquí sin articularse -lo cual es ilegal- los Planes Nacional, Distrital, Locales, POT y  PEMPs de una tal manera –en un contexto de nuevo país- que solo desde la base es posible dar coherencia y consistencia a la real participación en la planeación. Dadas las condiciones de “estado de cosas inconstitucional” que se presenta, tratamos de dar pasos hacia una cultura nueva y territorio distinto[1],  esgrimiendo lo jurídico, lo educativo, lo organizativo, la economía propia como formas de lucha simultáneas en las distintas escalas para ir avanzando paso a paso, por la ruta del ejemplo, en esa construcción de nueva sociedad solidaria, necesaria y urgente.

[1] anexo Memoria de la IV Asamblea del Centro realizada en Julio de 2017

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap. No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible. Nous ne sommes pas là maintenant. Mais vous pouvez nous envoyer un email et nous reviendrons vers vous dès que possible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account