No 23 HABITAR EL TERRITORIO COMO NUESTRA “CASA COMÚN”